Elige tu país

México

Todos los días vamos a estudiar o a trabajar y no notamos que los hábitos que hemos adquirido no son tan verdes. Ya sea en el trabajo o en la escuela, podemos implementar diferentes prácticas y medidas para poder ser mucho más sustentables. Aquí te damos algunos tips:

  • Reducir los desperdicios del lunch:
Intenta cargar tus alimentos en contenedores reusables como tuppers. Evita el uso de bolsas de plástico, mejor compra una lunchera que puedas lavar cada vez que sea necesario.
  • Usa los dos lados de las páginas:
Si hacemos esto conscientemente, el uso de papel se reduce a más de la mitad. Evita dejar cuadernos con hojas sin usar, recíclalos, utilizándolas en diferentes cursos o para distintos propósitos.
  • Imprime sólo lo necesario:
Lee cosas en la computadora en lugar de imprimirlos. La Agencia de Protección del Medio Ambiente establece que el trabajador promedio utiliza 10.000 hojas de papel al año. Intenta evitar imprimir cada documento de tu computadora y ahorrará mucho papel. Los residuos de papel se acumulan rápidamente. Asegúrese que el monitor esté configurado para que no haya reflejos en la pantalla y tendrás una lectura más fácil.
  • Programa de reciclaje:
Inicia un programa de reciclaje en el trabajo, es una buena manera de reducir el desperdicio y aumentar la sustentabilidad de la oficina. Acércate con los representantes de tu localidad para que puedas obtener el servicio de reciclaje. Ellos generalmente proporcionan el material necesario para comenzar a reciclar de manera adecuada en un establecimiento. Informa a tus compañeros sobre el programa que comenzaste y anímalos a unirse a la causa.
  • Iluminación:
Utiliza iluminación eficiente. Ahorra energía mediante la instalación de focos fluorescentes o focos ahorradores. Estas bombillas son más sustentables porque utilizan menos electricidad para iluminar una oficina o escuela.
  • Ahorra energía:
Apaga los equipos de tu oficina o escuela. Hay tantas piezas de equipo de oficina que es muy fácil que alguno se quede prendido. Inicia apagando las máquinas de fax, impresoras, computadoras y otras máquinas de todos los días. Se ha demostrado que con el simple hecho de apagar impresoras se puede reducir el uso de electricidad en un 65 por ciento. Si es posible, utiliza computadoras portátiles en lugar de computadoras de escritorio ya que utilizan menos electricidad. Estamos seguros que con estas pequeñas medidas podrás ayudar mucho más de lo que piensas al medio ambiente mientras ahorrar bastante dinero. ¡Inténtalo! Visita el directorio en línea para encontrar más alternativas en tu día a día.

QUIZÁ TE INTERESE

Déjanos tu opinión