Elige tu país

México

Todo es risa y felicidad, hasta que se terminan las vacaciones, lo que implica regresar a clases.

Pero velo por el lado bueno, no sólo regresarás a ver a tus amigos, también es una buena oportunidad para sacar al #LoverdeloVerde que todos llevamos dentro. ¿Cómo? Ahí te van algunas sencillas prácticas que puedes llevar a cabo este regreso a clases y el medio ambiente te va agradecer.

  • ¿Sabías que para la producción de una tonelada de papel, se necesitan 2 toneladas de madera y cuarenta mil litros de agua que son contaminados con cloro y otros químicos? Bueno, pues ahora ya lo sabes. Así que si tienes cuadernos que aún tienen hojas en blanco, vuélvelos a usar para este nuevo ciclo escolar.
  • Se llaman útiles y por ende deben cumplir su función según su nombre. Busca todo el material que te haya quedado de años anteriores  y úsalos hasta que se acaben. También si tienes hermanos, diles que te hereden esos útiles que ya no usan, sean sustentables y aprovechen todos los recursos.
  • Si de plano necesitas comprar útiles nuevos, ya existen marcas que están comprometidas con el medio ambiente y hacen cuadernos de papel reciclado o plumas de cartón. También hay marcas que quizás no tienen productos hechos de materiales reciclados o biodegradables, pero tienen programas de Responsabilidad Social, así que apoya la causa prefiriendo sus productos.
  • Seguro ya viste la mochila que todo el mundo quiere y “está de moda”. Pero está más de moda ser Loverdeloverde, así que cuida la cartera de tus papás y si tu mochila anterior está en buenas condiciones, vuélvela a usar. No significa que esté vieja, más bien, es vintage.
  • Si tienes que forrar tus cuadernos, busca revistas o periódico que ya nadie use y fórralos con estos. ¡Ponte creativo! Puedes hacer un collage de colores o seleccionar imágenes que te gusten mucho y a cada materia ponerle fotos o recortes diferentes.

¿Ves cómo no es difícil? Enséñale a tus amigos y compañeros que ayudar al medio ambiente es más fácil y divertido de lo que parece. Así que no te preocupes porque ya acabaron las vacaciones, preocúpate mejor por seguir teniendo un mundo mejor.

QUIZÁ TE INTERESE

Déjanos tu opinión