Elige tu país

México

Los procesos que se requieren para generar energía, han incrementado potencialmente la contaminación en el medio ambiente, la quema de carbón y derivados del petróleo, tienen como consecuencia las grandes cantidades de vapores tóxicos que contaminan nuestro planeta. Es por esta razón, que son necesarias las acciones que disminuyan el impacto negativo que las grandes industrias causan.

El uso de la energía en el hogar y en la oficina siempre es necesaria, por eso te presentamos algunos consejos para que logres cuidarla sin grandes complicaciones:

  •  Usa focos de bajo consumo.
Estos focos requieren de mucho menos energía y permiten reducir el nivel de emisiones en las plantas eléctricas. Crean un 75% menos de contaminación a diferencia de los focos convencionales.
  • Siempre que abandones una habitación no olvides de apagar la luz.
Recuerda que en caso de no estar presente, no es necesario que la luz esté prendida.
  • Cuando no uses tu computadora, apágala.
Cuando no se ocupe un aparato, no dudes en apagarlo completamente, ya que en la modalidad “reposo” gasta un 70% más de pila que si estuviese apagado. Esto implicará, volver a cargar el aparato y por consecuencia, consumo de energía.
  • Aprovecha la luz del día lo más que se pueda.
Especialmente en las oficinas, hay que aprovechar la luz natural durante el día, ya que es en las áreas de trabajo donde se ocupan más los aparatos electrónicos y son los responsables de los altos consumos de energía. Podemos disminuir un poco el impacto negativo, si aprovechamos en potencia la luz del día y apagamos las luces lo más posible.

Siempre debemos recordar que estos simples pasos pueden causar un menor impacto ambiental, por mínimos que parezcan. No olvides contagiar a tus compañeros de trabajo y familiares pues sólo con la suma de esfuerzos podemos lograr un cambio significativo.

 

QUIZÁ TE INTERESE

Déjanos tu opinión