Elige tu país

México

No importa lo que vendas, puede ser desde donas hasta lavadoras, es muy importante entender y conocer al tipo de personas a las que les estás vendiendo, ya que a partir de eso  es recomendable hacer una estrategia para poder delimitar tu mercado y llegar de manera directa a tus clientes potenciales.

Te compartimos 4 pasos con los cuales podrás definir de manera más sencilla a tu mercado:

  • Entender cuál es el problema que estas solucionando.
Es importante saber a qué tipo de personas son las afectadas con el problema que tú estás intentando resolver o qué necesidad estás intentando cubrir. A partir de esto nos podemos dar una pequeña idea de quienes serían las personas interesadas en conseguir tu producto o integrar tu servicio en su día a día.
  • Haz una imagen de tu cliente:
Empieza a enlistar todos los diferentes tipos de clientes que sufren los problemas a los que tu les das solución. Una vez que los tengas, comienza a construir una imagen de ellos, ¿cómo se visten?, ¿qué les gusta hacer?, ¿son mujeres u hombres?, ¿están casados?… entre otras, trata de recopilar todos os detalles sobre la vida de tus clientes potenciales.
  • Plantéate la siguiente pregunta: ¿Quién va a ganar con el valor de su oferta?:
Para poder contestar a esta pregunta hay que plantearse las siguientes dos preguntas:
-¿Para quién podría ser molesto el problema al que le estás dando solución?
-¿Quiénes perderían más al no resolver este problema?
Si puedes demostrar que el costo de no lidiar con este problema es mucho más grande que la solución a él, entonces tu caso se vuelve irresistible para los clientes.
  • Piensa en tu mercado:
Con la información que recabaste sobre tu target, es importante que los secciones, ya sea en edades, locación geográfica o género y generes contenido especializado para cada uno de ellos.

Una vez que tengas bien seccionado a tu mercado será mucho más fácil crear relación con ellos y engancharlos en el servicio o producto que estés ofreciendo.

QUIZÁ TE INTERESE

Déjanos tu opinión