Elige tu país

México

Sin ser feminista, sabemos que sin las mujeres nadie de nosotros estaría parado en este mundo. Hoy en día la igualdad que el género ha alcanzado en comparación a los hombres es bastante considerable a unos años atrás. Actualmente, las mujeres son capaces de ejercer un sin fin de actividades con grandes oportunidades, una de estas es el arduo trabajo de emprender.

Según un artículo de Nolo, el número de mujeres propietarias de pequeñas empresas, está creciendo aproximadamente dos veces más rápido que el promedio nacional para las nuevas compañías en general. Las mujeres están iniciando negocios de todo tipo y tamaño en industrias que abarcan diferentes rubros; sumándole que muchas de ellas son esposas, madres y algunas otras actividades que las convierten en multitask. Nadie dijo que emprender fuera una tarea fácil; y sin quitarle crédito a los grandes hombres emprendedores, lograr ser una mujer exitosa no es una tarea fácil. Entonces la pregunta obligada es: ¿Qué se necesita para serlo? Por eso, aquí te damos algunos sencillos tips que te pueden ayudar a alcanzar ese objetivo y sacar a la emprendedora que llevas dentro.

  1. Empieza un negocio que se adapte a tu vida personal. Hacer sinergia con todas las actividades que te rodean es escencial para que tu desempeño sea exitoso sin tener que dejar a un lado la permanente profesión de ser mujer.
  2. No le tengas miedo a la burocracia. El papeleo y enfrentarse a todos esos trámites que aparentemente sólo ellos lo pueden resolver es un mito. Bríncate ese temor, que sólo es un tabú.
  3. Aterriza un plan económico. Siéntate a sacar costos y todo lo que tu negocio puede implicar; desde el más mínimo gasto, hasta el mayor para saber qué tanto te va convenir tu nuevo proyecto. Y si necesitas un financiamiento, no te vayas sólo por los bancos tradicionales, busca alternativas y consejos a detalle de expertos como en incubadoras y/o aceleradoras que apoyen proyectos que cubran tus objetivos.
  4. No te preocupes si piensas que las ventas no es lo tuyo. La clave está en pensar en las necesidades del cliente, no en las necesidades de tu negocio. Si escuchas al consumidor, sabrás cuales son las necesidades de tu futura empresa y naturalmente atraerás a los interesados.
  5. Utiliza el básico networking. Hacer redes de contactos y conocer gente son puertas abiertas que significan oportunidades en todos sentidos. Puedes aprender de quien ya tiene experiencia y además generar alianzas benéficas para tu empresa.

Demuéstrate que  con todo y tus miles de actividades, tú también puedes alcanzar el éxito. Dale un motivo más al mundo para que este marzo, sea un feliz y gran Mes de la Mujer.

QUIZÁ TE INTERESE

Déjanos tu opinión