Elige tu país

México


La nieve marina y el hielo reflejan una considerable cantidad de luz solar pero cuando se trata de aguas abiertas, ese necesario reflejo del sol no sucede. Esto se debe a que las aguas abiertas absorben más luz solar, lo que también explica la razón por la que las aguas del Ártico se están calentando.

Investigadores de la Universidad Estatal de Arizona proponen construir 10 millones de bombas impulsadas por energía solar para producir agua y derramarla sobre las capas de hielo, las cuales se congelarán rápidamente. Se calcula que valdría 500,000 millones de dólares y hasta el momento la propuesta solo es teórica.

Steven Desch, profesor de astrofísica, y su equipo de científicos publicaron un estudio sobre cómo volver a congelar partes del Ártico. El profesor menciona que la idea surgió después de asistir a múltiples conferencias sobre cambio climático.

El experto menciona que regresó pensando aunque los científicos del clima habían identificado correctamente los problemas y la urgencia de resolverlos no tienen buenas soluciones para frenar las emisiones de dióxido de carbono. También afirma que para el 2030 no habrá hielo en el mar en verano y nada de lo que se haga en el escenario mundial cambiará la situación con suficiente anticipación, además que no se logrará reducir las emisiones de dióxido de carbono a tiempo para prevenir las consecuencias.

¿Cómo funcionarían estas máquinas?

Las bombas gigantes de agua se ubicarían en boyas flotantes en el océano Ártico, tomarían agua de debajo del hielo, la almacenarían en un tanque y luego la verterían encima del hielo. Estas máquinas funcionarían gracias a energía eólica de manera similar a como funcionan los molinos de viento que generan energía en las plantaciones.

¿Funcionarán estas máquinas gigantes?

Julienne Stroeve, quien no estuvo involucrada en el estudio, no cree que la propuesta sea viable. Explica que el calentamiento global en respuesta al aumento de las concentraciones de dióxido de carbono va a continuar, a pesar de los esfuerzos que se hagan para que vuelva el hielo al Ártico.

La propuesta para volver a congelar el Ártico es solo teórica, por el momento. Pero Desch y su equipo están tratando de construir un prototipo y buscan probarlo este año.

QUIZÁ TE INTERESE

Déjanos tu opinión