Elige tu país

México

El mayor gasto de energía se da con la iluminación, por suerte los focos ahorradores son una excelente alternativa para disminuir este gasto.

Los focos ahorradores son lámparas fluorescentes compactas que proporcionan un flujo luminoso igual al de los focos tradicionales pero con un menor uso de energía ya que funcionan por medio de un gas que se ioniza en conjunto con la pintura blanca especial que los cubre.

Se ha dicho que los focos ahorradores pueden llegar a ser nocivos para la salud ya que tienen mercurio, sin embargo esta sustancia se encuentra dentro de un tubo perfectamente hermético, el cual es muy difícil de romper, sin embargo aunque sucediera, la cantidad de mercurio es muy poca como para causar algún daño o malestar.

Estos focos consumen hasta un 80% menos energía, producen más luminosidad por watt y duran hasta 8 veces más que los focos tradicionales, sin duda es una opción bastante viable para ahorrar energía.

Con ellos se busca disminuir considerablemente el pago en el servicio de luz, obtener máximo luminosidad y durabilidad y que sea un tono de luz agradable. La forma en la que se utilizan es igual a la de un foco tradicional, sin embargo obtendremos muchos más beneficios pero sobre todo ahorro de ellos.

Es fundamental recordar que cuando un foco ahorrador se funde o se cae, es importante meter el foco en una bolsa, hacerle un nudo fuerte y meterlo en el contenedor de basura inorgánica.

Los focos ahorradores son una buena opción para ahorrar energía además de que repercutirá en tu bolsillo de forma positiva y éste te lo agradecerá. Encuentra alternativas de iluminación sustentable haciendo click aquí.

QUIZÁ TE INTERESE

Déjanos tu opinión