Elige tu país

México

No existe duda más importante que ésta para un emprendedor. No porque demostraría un realismo pesimista sino porque le ayudaría a tener un plan de contingencia en el peor de los escenarios.

Porque si no llegan las ventas, puede el emprendedor tener una estrategia de qué hacer para solucionar cada problema o bien tener una estrategia de salida, la cual puede ser para bien o para mal. Y este punto es el que te hace emprendedor sobre todas las demás cosas. Un emprendedor es resiliente. Se adapta y se ajusta, lo cual no siempre es bueno porque a veces se nubla y no ve que la mejor estrategia es la salida del proyecto. Pero el emprendedor que cree en su proyecto es difícil que salte del barco aún cuando este se hunda; por error de visión o por lealtad al proyecto o por miedo a la rutina del trabajo de oficina.

No es mejor ni uno que otro, es importante decir. Son personalidades diferentes la de los tomadores de riesgos que flexibilizan su perspectiva y la de los operativos. Y el mundo no es tan binario, también es cierto. Los dos mundos tienen fortalezas muy positivas y negativas. Y la pregunta no es saber qué tipo de persona eres sino la pregunta recaería en tus situaciones extremas. Anticipar es el mejor rescate de todos. Prever es el agua dentro de un desierto, sin embargo, por mejor que lo hagamos, las ventas siempre podrán cambiar. Los mercados son volátiles. Por ello, la pregunta es importante: ¿y si las ventas no caen, qué hago?

No hay respuesta fácil o única. No creo que exista ese mundo binario de decir: todos x harían esto y todos z harían esto. No existe esa generalización. Lo único que sabemos es que debes estar muy preparado para llegar a hacerte esa pregunta cuando comiences ese negocio que tienes en mente: esa cafetería trendy, esa productora de tejido sustentable, esa productora de hortalizas, esa peluquería, etc. Emprende, sueña y vuela; pero pregúntate: ¿si el paracaídas no se abre, eres de los que morirían aterrorizados o disfrutarías la vista?

Escrito para Las Páginas Verdes, por Resiliente Magazine, Roberto Carvallo

QUIZÁ TE INTERESE

Déjanos tu opinión